Patología Palpebral - Centro Oftalmológico Dr. Medín Catoira

Teléfono + 34 956 51 76 51 - +34 638 563 526
icono-nombre_web
Vaya al Contenido

Patología Palpebral

CENTRO DE OJOS DE CEUTA
Centro Oftalmológico Dr. Medín


SEGURIDAD INCREMENTADA FRENTE
COVID 19

Dr. Juan Medín Catoira - Dr. Hugo Medín Medín
MICROVAPORIZACION Y MICROCIRUGIA DE LESIONES Y MANCHAS PERIOCULARES
En muchas ocasiones aparecen verrugas y manchas palpebrales estéticamente indeseables que nos preocupan o desearíamos eliminar, pero nos preocupa tener que someternos a una cirugía agresiva o que puedan quedar cicatrices o marcas.

En nuestro centro hemos incorporado  la técnica de “microvaporización” de estas lesiones bajo microscopio quirúrgico, que establece máxima seguridad en estos tratamientos, los cuales pueden se realizados bajo anestesia tópica o anestesia subcutánea dependiendo del tipo de lesiones.

La “microvaporización” es una técnica microquirúrgica en la que se utiliza un fino electrodo que, sin contactar con la piel, asegura la completa vaporización de las lesiones tratadas, dejando una pequeña quemadura o costra que terminará desprendiéndose espontáneamente pasados unos días y precisando únicamente tratamiento con un desinfectante tópico.

Este tratamiento es totalmente ambulatorio, se realiza en consulta, y es aplicable lesiones como: verrugas, manchas faciales, papilomas, microangiomas, siringomas, hidrocistomas, molluscum, xantomas, efélides, léntigos solares, etc.

Sencillo, rápido, sin sangrados, anestesia tópica o local.

CONSULTENOS

BLEPHEX Y BLEFCLEAN: LIMPIEZA DE PESTAÑAS Y ELIMINACION DE BIOFILMS PALPEBRALES
El uso prolongado de mascarillas, ordenadores, aire acondiciondo, calefacción o el acúmulo de cosméticos pueden condicionar cambios en el entorno palpebral que pueden dar lugar a alteraciones tales como molestias, picor, enrojecimiento o aparición de diferentes patologías de los párpados o de sus bordes.
 
Uno de estos cambios puede ser el incremento del BIOFILM o BIOPELICULA PALPEBRAL formada por proliferación y agregación de bacterias entre las pestañas y bordes palpebrales y que puede manifestarse por la presencia de secreciones, escamas, mucosidad, grasa, o simplemente por picor y/o enrojecimento. La biopelícula es una materia pegajosa y viscosa que recubre una superficie y, en el caso de las bacterias, favorece que éstas se adhieran y comuniquen entre sí. El margen del párpado y la base de las pestañas son lugares propicios para la formación de biopelículas bacterianas, favorecidas por la humedad y el calor.
 
Una biopelícula formada por millones de bacterias puede sobrevivir más fácilmente, generando sustancias como lipasas, proteasas, toxinas y antígenos que dan lugar a una reacción inflamatoria de los bordes palpebrales. Esta reacción inflamatoria provocará por su parte enrojecimiento (hiperemia) de los bordes palpebrales y una cascada sucesiva de acontecimientos tales como:

  • FOLICULITIS: inflamación y edema de los folículos de las pestañas. La biopelícula puede llegar a acumularse y recubrir la pestaña y a menudo da aspecto de “caspa” cilíndrica o incluso descamarse.

  • DISFUNCION DE GLANDULAS DE MEIBOMIO (DGM), situadas en el borde posterior del párpado y responsables de la formación del “meibum” que es un líquido aceitoso que al mezclarse con la lágrima disminuye la evaporación y mantiene la película lagrimal. La biopelícula puede recubrir o obstruir los orificios de salida y dar lugar a una blefaritis posterior. En este punto pueden aparecer puntos elevados, como tapones, sobre los orificios de salida de las glándulas, pudiendo provocar sensación de roce y enrojecimiento conjuntival.

  • ENFERMEDAD DE OJO SECO EVAPORATIVO (EOS): la película lagrimal disminuye por evaporación, los pacientes pueden presentan irritación, ardor y dificultad para leer durante períodos prolongados ya que la graduación cambia con cada parpadeo.

  • ORZUELOS, CHALACIOS, VERRUGAS, ECCEMAS, etc...

El tratamiento en estos casos debe pasar por la eliminación de la biopelícula, para los cual existen en el mercado numerosas marcas de “toallitas higiénicas palpebrales” que pueden ayudar a este cometido. Pero frecuentemente esta limpieza es insuficiente o se hace de modo inadecuado al no alcanzar el margen palpebral posterior, persistiendo la causa de las molestias y, por tanto, la sintomatología.

Por ello se hace cada vez más necesario incidir en la educación de los pacientes para la higiene palpebral y complementar esta higiene en los casos que lo precisen con una microblefaroexfoliación exhaustiva y regular que progresivamente elimine la biopelícula y las molestias sintomáticas asociadas.

En nuestro centro disponemos de las técnicas de exploración y diagnóstico así como de la tecnología de microblefaroexfoliación más avanzada para tratar cada caso de modo más específico y personalizado.

CONSULTENOS

BLEPHEX
BLEFARITIS
La blefaritis es un trastorno inflamatorio de los párpados, los cuales pueden mostrar signos inflamatorios tales como hinchazón o enrojecimiento y acompañarse de síntomas tales como ardor, dolor o escozor. Igualmente pueden presentarse escamas o costras alrededor de la base de las pestañas.

La blefaritis puede presentarse frecuentemente en personas con piel grasa, caspa o trastornos dermatológicos como la rosácea.

¿Cuál es la causa de la blefaritis?
 
La blefaritis puede ser causada por excesivo crecimiento bacteriano en la base de las pestañas [la piel contiene alguna proporción de bacterias de modo habitual]. Esta proliferación excesiva puede dar lugar a irritación, inflamación, formación de escamas, orzuelos o chalacios, e incluso caída de pestañas (madarosis).

Muchos estímulos irritantes, cosméticos, ambientales e incluso la disfunción de las glándulas de Meibomio, pueden dar lugar a blefaritis.

Igualmente, en estos tiempos de COVID, los cambios microambientales periorbitarios pueden conducir al desarrollo de este trastorno.

¿Cómo podemos tratar la blefaritis?
 
En primer lugar, es importante llegar a un diagnóstico causal o al menos realizar una aproximación diagnóstica adecuada a través de un profesional especializado. La mayor parte de las veces, desafortunadamente, no existe una cura específica y los diferentes tratamientos deben dirigirse al control de los síntomas y signos.

Los tratamientos más frecuentes se orientan a través de la utilización de:

  • Compresas de agua tibia.
  • Limpieza de los párpados.
  • Colirios con lágrimas, esteroides, antibióticos o antihistamínicos.
  • Pomadas antibióticas y esteroideas.
  • Antibióticos orales.
  • Higiene de la piel y de los párpados.

En nuestro Centro Oftalmológico podemos informarles de los tratamientos más habituales y ofrecerles tratamientos especializados.

BLEFARITIS POR DEMODEX
Los Demodex son el tipo de ácaros encontrados más frecuentemente en la piel humana, con una mayor incidencia en los pacientes afectados de rosácea, y se relacionan con diferentes patologías tales como la pitiriasis folliculorum, dermatitis perioral, pigmentación facial, erupciones cutáneas, demodicosis gravis, blefaritis e incluso carcinoma de células basales. Su presencia en la piel aumenta con la edad, se encuentra presente en el 84% de la población de 60 años y en el 100% de los mayores de 70 años.

Las zonas perioculares como cejas y pestañas no son accesibles en la limpieza e higiene habitual para muchas personas, pudiendo ser las pestañas asiento de estos ectoparásitos, dando lugar a un tipo específico de blefaritis.

Los Demodex tienen un ciclo evolutivo de 6 semanas entre la fase de huevo y la fase adulta y pueden colonizar los folículos pilosos de las pestañas, consumiendo la grasa y las células epiteliales. Su actividad puede dar lugar y ser reconocida por una hiperplasia epitelial y una hiperqueratinización alrededor de la base de las pestañas, dando lugar al denominado “dandruff”.

Esta actividad puede acompañarse de reacción inflamatoria, hipersensibilidad, caída de pestañas y/o infecciones locales como orzuelos o chalacios consecuentes a sobreinfecciones por estreptococos o estafilococos.

Se han identificado dos especies diferentes de Demodex como causa de blefaritis:

      • Demodex Folliculorum, causante de una blefaritis anterior asociada a desórdenes de las pestañas.
      • Demodex Brevis, que puede ser causa de una blefaritis posterior con disfunción de glándulas de Meibomio y queratoconjuntivitis.
   
En nuestro Centro Oftalmológico puede disponer de pruebas diagnósticas mediante estudio biomicroscópico y tratamientos especializados mediante protocolos específicos premium.
ORZUELOS y CHALACIOS.
ORZUELO.
El orzuelo consiste en una pequeña protuberancia roja y dolorosa que crece en la base de las pestañas o por debajo del párpado, debida a una inflamación de las glándulas de Zeiss o de Moll y causada generalmente por una infección bacteriana.
  
Existen dos tipos de orzuelos:
  
  • Orzuelo externo: este tipo de orzuelo comienza en la base de la pestaña, puede asemejarse a una espinilla y suele ser causado por una infección en el folículo de la pestaña.
  •  
  • Orzuelo interno: crece en el interior del párpado. La mayoría son causados por una  infección en la glándula productora de grasa del párpado.
 
Al aparecer un orzuelo el párpado puede inflamarse, enrojecerse y ponerse sensible al tacto, acompañándose de dolor, picor ocular o sensación de cuerpo extraño.
CHALACIO o CHALAZION.
El chalacio o chalazión tiene lugar cuando se obstruyen las glándulas de Meibomio, dando lugar a inflamación palpebral. A medida que crece el chalacio el párpado puede ponérsele rojo, hinchado y doloroso. La inflamación puede extenderse a los tejidos palpebrales adyacentes pudiendo ejercer presión sobre el ojo y dar lugar a cierre palpebral e incluso visión borrosa.

Cualquier persona puede desarrollar un orzuelo o un chalacio, si bien suelen presentarse más frecuentemente en personas con antecedentes de diabetes, trastornos inmunes, dermatosis, dermatitis seborreica, rosácea, o si se ha tenido orzuelos o chalacios con anterioridad.

También se han relacionado con excesos cosméticos y uso de utensilios cosméticos contaminados (lápiz de ojos o rimmel) y esfuerzos visuales o trastornos refractivos no corregidos.

Su tratamiento puede incluir:
 
      • Compresas de agua tibia.
      • Antibióticos tópicos y/o orales.
      • Esteroides tópicos o intralesionales.
      • Drenaje o escisión quirúrgica en caso de falta de respuesta al tratamiento.
     
En todo caso se debe tener en cuenta que NO SE DEBE APRETAR o INTENTAR REVENTAR un orzuelo o un chalacio, dado el riesgo de extensión de infección o difusión de la misma. Igualmente es desaconsejable el uso de maquillaje o lentillas mientras la infección se encuentre activa.   


catarata leer más...
glaucoma leer más...

CONTACTENOS
Conozca más sobre nuestros servicios o realice su consulta para recibir información
ENCUENTRENOS

Dirección:
Centro de Ojos de Ceuta
Dr. Juan Medín Catoira
Dr. Hugo Medín Medín
Paseo de las Palmeras 8, portal A, 1º A
51001 - CEUTA

+34 956 51 76 51
+34 638 56 35 26



consulta telemática: consultas@ojosdeceuta.com
información: info@ojosdeceuta.com
Regreso al contenido